OBISPO, DR. JOAQUIN PENA 

El Rev. Joaquin Peña visto desde el lente del Rev. Efrain Navas

Desde que conocí al Rev. Joaquin Peña, supe que era todo un líder, un escogido por Dios para bendición a multitudes. Le conocí aun soltero, joven identificado con la iglesia que le vio nacer en el Señor y con el pastor que guío sus primeros pasos. El Rev. Alejandro Aviles, la Iglesia de Dios en Singapur del Sur de Puerto Rico fueron instrumentos de Dios para comenzar la formación ministerial de este hombre de Dios.

Luego que rebasa la frontera de la iglesia local y camina a nivel distrital una vez mas lo vemos identificándose con el área Sur y con el entonces supervisor de distrito, Rev. Francisco Pérez. Trabaja con la juventud, canta, predica, toca su guitarra y conoce a su amor de toda una vida, su esposa la Rev. Luz Toledo, quien a su vez es por luz propia, una excelente mujer de Dios, siempre dispuesta al servicio de la iglesia. Unen sus vidas, su talento y su vocación ministerial. Se preparan educacionalmente y alcanza su Bachillerato en Teología en el Colegio Bíblico Pentecostal en Puerto Rico. Hace estudios pos graduados en Administración Comercial, Relaciones Publicas, Comunicaciones y Contabilidad. 

Asumen su primera responsabilidad pastoral en la ciudad de Guayama, Puerto Rico realizando una excelente labor, que levantan a el animo de una congregación que iba en descenso y le dan a conocer a ambos pastor e iglesia a nival nacional. Es entonces que pasa a ser el director nacional de el Departamento de Juventud y Educación Cristiana en Puerto Rico. Llega para con sus características, optimismo y amplia visión, impactar la juventud en toda la isla. Desarrolla tal labor ministerial que se acredito de una y por siempre como un verdadero líder a nivel de la iglesia en general. Tanto así que una vez que ingresa al pastorado, el cuerpo ministerial lo elige al comité ejecutivo de la Iglesia de Dios en Puerto Rico y el Supervisor Nacional lo nombra como Supervisor de Distrito. Otros grupos religiosos también lo reconocen y usan sus talentos y habilidades para coordinar actividades en masa. 

El Reverendo Joaquín Peña es hombre que ha crecido paso a paso dentro de la Iglesia de Dios. Siempre muy fiel a Dios, a esta iglesia y a los lideres que le presiden. Un Hombre visión con una unción especial para realizar grandes cosas para un Dios grande. Su honestidad, sinceridad y carisma le hacen ganar amigos. Es un buen amigo en quien se puede confiar. Le conozco como alguien que procura ser excelente en todo; como esposo, padre, pastor, líder y ser humano y lo ha logrado. Admiro su entrega al trabajo de la iglesia, su actitud persistente en realizar tareas que engrandezcan el nombre el Señor y hagan expandir la iglesia. Admiro su capacidad para crear un buen balance en el desempeño de múltiples tareas y roles; jefe de familia, pastor, líder distrital y regional, líder en la ciudad procurando el bienestar de el cuerpo hispano, la voz misionera y su vida personal en todo sentido. Siempre ecuánime, risueño, elegantemente vestido y preparado para toda buena obra. Su labor en la ciudad de Newburgh, NY es de toda conocida; extraordinaria. Su labor en el distrito y el Estado de Nueva York excepcional. 

Joaquín, Luz e hijos adelante en el Señor siempre